jueves, 19 de febrero de 2015

Firefox te notificará cuando una extensión ralentice el navegador

Esta característica podría ser identificada por muchos en Internet Explorer, la cual notifica el abuso de recursos de algunas extensiones, causando la ralentización del navegador. Pues bien, la última Nightly de Firefox incluye esta funcionalidad, aunque por ahora resulta ser un poco tediosa.
Las extensiones siempre serán parte del navegador, y en Firefox son tan útiles como en cualquier otro, pero lamentablemente consumen recursos valiosos de nuestra computadora. El sitio gHacks dio a conocer el funcionamiento de esta nueva característica y las opciones que ofrece en la temprana versión del navegador de Mozilla.
Al detectar que una extensión ha pasado el límite establecido para detectar el uso excesivo de recursos, se mostrará una advertencia en la parte inferior del navegador con tres opciones: desactivar la extensión, ignorar el aviso de manera temporal o hacerlo permanentemente.
(c) gHacks
Si bien a propuesta es aceptable, puede funcionar mejor, pues los avisos aparecen constantemente dependiendo de la configuración y eso podría ser bastante fastidioso al navegar. Es posible modificar el parámetro de revisión de extensiones y el límite establecido para detectar el consumo excesivo de recursos, pero por el momento la única manera de modificar los parámetros de esta característica es accediendo desde la barra de direcciones.
Por ejemplo, si quieres modificar el tiempo de revisión debes escribir browser.addon-watch-interval, para modificar el límite de detección tendrás que usar browser.addon-watch.percentage-limit (se recomienda establecer 10 o 25) o escribir browser.addon-watch.ignore para ver los avisos que has ignorado.
Esta funcionalidad podría estar disponible en las futuras versiones de Firefox, aunque posiblemente tarde un buen tiempo en aparecer en la versión estable, considerando su reciente aparición en el canal Nightly. Si quieres echar un vistazo, puedes ir a la página oficial del canal y descargar la versión más reciente.

Sabes que es la BIOS?

Entre los programas y software que incorpora un ordenador se encuentra uno que es especialmente interesante. Es la BIOS, proveniente de la expresión anglosajona «Basic Input/Output System», y consiste en un programa incorporado en los equipos informáticos que inicia el sistema operativo cuando se enciende el equipo.
También se denomina «firmware» del sistema. ¿Sabías que la BIOS forma parte del hardware del equipo y es independiente de Windows? ¿Y sabías que, sin este componente, no podrías encender siquiera un ordenador ya que si no detecta un dispositivo el sistema no es capaz de utilizarlo? Este elemento es capaz de hacer entender al hardware y al software en un mismo lenguaje o, más bien, avisarles de su existencia.
Cabe decir que no requiere administración y no es necesario modificar su configuración. Técnicamente, es un chip que se encuentra en la placa base y solo habría que actualizarlo en caso de ser estrictamente necesario, algo que no sucede con el sistema operativo utilizado que se lanzan nuevas actualizaciones de forma periódica.
La mayoría de los usuarios desconocen su existencia. Quizá lo han escuchado en boca de algún técnico informático, pero poco más. Pero los usuarios avanzados pueden optar por cambiar algunas opciones de configuración, como el orden en que el equipo busca los dispositivos al arrancar. Sus configuraciones no se borran al apagar el PC, ya que se almacenan en un chip de memoria especial llamado CMOS.
Para acceder a la BIOS se requiere de unos ciertos conocimientos previos. Los procedimientos pueden variar dependiendo del fabricante, pero normalmente se debe presionar una tecla (F2, F12, Supr, Esc) o una combinación de teclas inmediatamente después de encender el equipo y antes de que se inicie el sistema operativo.
En cuanto a su origen, este acrónimo lo inventó el informático norteamericano Gary Kildall. Apareció por primera vez en el año 1975 integrado en el sistema operativo de una sola tarea CP/M y describía la parte específica de la máquina durante el arranque que interactúa directamente con el hardware.